sábado, 28 de agosto de 2010

La postulación de Ángel Aguirre abre hostilidades



SE ABREN HOSTILIDADES
*.- Queremos plataformas no guerra sucia: votantes

José Antonio Sánchez
Amas de casa, taxistas, empleados, trabajadores de la construcción, gente común, entrevistada en la calle por esta Casa Editora, manifestaron su repudio a la manera de cómo inició el proceso electoral para renovar el Poder Ejecutivo del estado de Guerrero, al que calificaron de viciado de origen y en donde los aspirantes han iniciado la guerra sucia en contra del oponente, sin intentar convencer al electorado con plataformas reales, creíbles y factibles.
60 ciudadanos fueron entrevistadas al azar, durante la mañana del viernes 27 de agosto a quienes se les hicieron dos preguntas: ¿Qué opinión le merece el inicio del proceso electoral para elegir candidatos a la Gubernatura” y “que piensa de los partidos políticos”.  De la primera pregunta, el cuarenta y cinco por ciento de las respuestas fue en el sentido de que el proceso inicia con muchos insultos y descalificaciones y que al momento, los dos mas fuertes aspirantes Manuel Añorve por el PRI y Angel Aguirre por la Coalición no han dado a conocer de que manera resolverán los ancestrales problemas del Estado, como son la inseguridad, el desempleo, la falta de oportunidades para los jóvenes; la falta de servicios como agua potable, drenaje y electrificación y el derecho a la salud, así como la marginación en el campo, el cual se encuentra en manos del caciques regionales. El cincuenta y cinco por ciento restante manifestó su desinterés por el proceso electoral bajo la primicia de “quien quede será lo mismo”.
En la segunda pregunta, las respuestas fueron coincidentes y concluyentes: “todos los partidos políticos son iguales, mienten, prometen, hablan de bienestar para el pueblo, pero solo buscan y procuran sus propios intereses, ya solo creen en ellos los que esperan conseguir una chamba, un trabajito de tres o seis años. Con los partidos el Ciudadano no se beneficia en nada”.
NOMBRES, NOMBRES DE LOS SICARIOS POLITICOS.- Mientras la ciudadanía piensa de esa manera, con la postulación de Angel Heladio Aguirre Rivero por la Coalición del PRD, PT y Convergencia se abrieron las hostilidades y se comenzaron a cruzar descalificaciones, injurias, infundios, medias verdades y mentiras enteras.
Los bandos se radicalizaron de inmediato y aparecieron luego, luego, los sicarios políticos oficiosos para abrir la represa de la duda y el enojo y poder llevar agua al molino del candidato de su preferencia. La página Web como nueva arma política digital, se está utilizando para denostar, ejemplos, en las redes sociales de Facebook, en las páginas de connotados priistas, como Fermín Alvarado Arroyo, aparece un cartel de “se busca por traidor” (Angel Aguirre), mismo escrito se repite en la página de Rubén Figueroa Smutny hijo de Rubén Figueroa Alcocer.
Los perredistas no se quedaron atrás, aunque eso sí, son más directos, El Frente Amplio de Izquierdas en Guerrero (FAIG) quien apoya al diputado federal Armando Ríos Piter, se lanzó en contra de lo que calificaron de “imposición” del senador Angel Aguirre  y pidieron la destitución de su dirigente estatal Misael Medrano Baza, pero no contra su líder nacional Jesús Ortega, quien fue quien aprobó la posibilidad de incluir al ex gobernador Angel Aguirre como aspirante externo del PRD (no quieren quedar en el ostracismo).
Los rebeldes que rechazan a un candidato externo en el PRD son: Evodio Velázquez, Soledad Romero, Marco Antonio Organis, Leonardo Castrejón, Apolinar Ramos, Laura Martínez, Ranferi Hernández, Víctor Echeverría y María de la Luz Núñez Ramos, quien por cierto, ve peligrar su nombramiento como coordinador de la campaña de Ríos Piter y su oportunidad de regresar a la palestra política, apartada desde su participación en la masacre de Aguas blancas, en complicidad con Rubén Figueroa Alcocer cuando se desempeñaba como alcaldesa de Atoyac de Alvarez, la reseña de aquel suceso sangriento se sintetiza en un párrafo de todos conocido:
“La tarde del martes 27 de junio de l995, los responsables del hospital municipal de Atoyac recibieron instrucciones del gobierno estatal para que estuvieran preparados para cualquier contingencia en las próximas horas. Al mismo tiempo varios grupos de policías salieron por la noche hacia Coyuca de Benítez. Este mismo día, el gobernador (Rubén Figueroa Alcocer) habló con la alcaldesa de Atoyac, María de la Luz Núñez Ramos, y le dijo que ya había tomado providencias para que el grupo de la OCSS no llegara a la manifestación de Atoyac y que iban a tratar de detener a la gente de Tepetixtla «a como dé lugar». Después de la masacre, tuvieron otra conversación telefónica y el gobernador dijo «¡Venían a la guerra y guerra tuvieron! ¿Somos o no autoridad?”.

No hay comentarios: